Reabre el velódromo Reinaldo Paseiro en La Habana

El estatal Instituto de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) reabrió el velódromo Reinaldo Paseiro en La Habana del Este, una de las tantas instalaciones deportivas que han sufrido abandono en los últimos años.

Según el presidente de la Federación Cubana de Ciclismo, José Manuel Peláez, citado por el sitio oficial Jit, ahora el recinto “tiene mejores condiciones en términos de acabado que cuando se inauguró en 1991
Justificó que en aquel tiempo del denominado “Período Especial”, no pudieron contar con “materiales de tan alta calidad” como los utilizados para la restauración.

Peláez, también vicepresidente de la Unión Ciclista Internacional y titular de la Confederación Panamericana, anunció que en una segunda etapa comenzará el revestimiento de la pista en la que se han formado campeones mundiales y medallistas olímpicos.
“Estas condiciones de alojamiento, alimentación y recreación son muy importantes en el deporte de alto rendimiento, para obtener buenos resultados”, dijo el dirigente al concluir el acto de reapertura presidido por el titular del INDER, Antonio Becali Garrido y otras autoridades.
La multi medallista Marlies Mejías, quien es matrícula en este centro desde hace 12 años, se refirió a “la gran calidad de lo hecho en dormitorios, restaurantes, sala de recreación y cocina, entre otros objetos de obra que indudablemente incidirán en una mejor preparación de los atletas”.
En la propia jornada, en el Complejo de Piscinas Baraguá, quedó inaugurada una pizarra electrónica para su utilización en venideras competencias nacionales e internacionales.
El deterioro de muchas instalaciones deportivas del país es una realidad que preocupa a los atletas y familiares.

En Santiago de Cuba, el estadio Antonio Maceo es uno de los que se encuentra en peor estado. Los propios vecinos han señalado que es mejor construir nuevos centros deportivos que reparar los ya existentes.

En marzo de este año el tabloncillo de la escuela deportiva EIDE Héctor Ruiz de Santa Clara se encontraba deteriorado otra vez a menos de un año de una rehabilitación capital de más de 70.000 dólares

La escasez de piscinas operativas también afecta al deporte cubano. Entrenar en el mar se ha convertido en la salida para muchos deportistas.

El Gobierno culpa de estos problemas al embargo económico de EEUU, que ha complicado la importación de materiales deportivos. Los críticos dicen que, en general, la inversión en el deporte se ha deteriorado en Cuba, especialmente en la última década.

Incluso tener una dieta balanceada, con todas las calorías diarias que necesita un atleta joven, puede ser difícil en la Isla.

Algunos atletas han salido del país atraídos por la posibilidad de entrenar en mejores instalaciones deportivas y conseguir contratos más lucrativos.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba