Se complica todo para los damnificados: Así es el caos burocrático en la entrega de materiales de construcción

Autoridades de La Habana admitieron esta semana que la venta de materiales de la construcción y la atención a los damnificados del tornado es uno de los temas “más complejos en el momento actual de recuperación” que atraviesa la capital.
Según el portal oficialista Cubadebate, al desordenado funcionamiento de las Oficinas de Trámites se suman problemas con la tramitación (documentos que faltan, firmas sin emitir o flujos de trabajo desorganizados) que demoran el proceso para que los damnificados puedan adquirir los materiales necesarios.
Estos materiales no serán entregados de forma gratuita a la población afectada como parte de un plan de contingencia del Estado, sino que serán comercializados con algunas rebajas en dependencia del grado de daños que haya sufrido cada solicitante en su vivienda.
Andy Díaz Galindo, administrador de un punto de venta en Luyanó que debe atender a unas mil personas, dijo al periódico que apenas unos 106 expedientes están ya listos. “Aquí han ido llegando los diferentes materiales y los estamos comercializando, pero no es menos cierto que algunos problemas con los papeles han entorpecido la rapidez del proceso”, comentó.

Aunque Galindo sostiene que cuenta con todo tipo de materiales, incluso los “más vulnerables”, explica que los damnificados deben atravesar por una gran cantidad de trámites antes de poder efectuar la compra.
“Antes de llegar a mí tienen que tener listos varios documentos, como el certifico de damnificado, el dictamen del técnico de vivienda con las afectaciones que tiene el inmueble, el certifico hecho por el mismo técnico de vivienda de los productos que le hacen falta para satisfacer la necesidad según el daño que tenga, y el certifico de la forma de pago. En este punto ha habido problemas, porque hemos tenido que virar papeles para atrás, por falta de firmas y tachaduras”, explicó.
Galindo insiste en que “está tratando de ayudar”, pero recibir mal un papel puede traducirse en graves consecuencias. “Al principio era un desastre. Mandaban el papel para acá y yo tenía que virarlos para atrás porque estaba mal elaborado”.
Con respecto a la disponibilidad de materiales de la construcción, Gesysa Saborit Vergara, Jefa de la Unidad Básica del Mercado Artesanal Industrial de Bienes en Depósito y Decomiso, dijo que hay disponibilidad de los materiales fundamentales, pero hay otros con los que aún no se cuenta.
“Si de todos los recursos que demanda en su ficha técnica hay algún material que no tenemos, el solicitante no los pierde. Se le queda un expediente abierto, y por un submayor se tiene el control de los productos que se le han facturado, para que la persona pueda luego comprar aquellos que no adquirió en el momento”, subrayó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba