Senadores de EEUU presentan nuevamente proyecto de ley contra el embargo

La legislación “revoca disposiciones clave de leyes anteriores que impiden que los estadounidenses hagan negocios en Cuba” y permitiría a los cubanos “un mayor acceso a los productos de EE.UU.”.

Una coalición bipartidista presentó nuevamente en el Senado de EE.UU. un proyecto de ley contra el embargo estadounidense a Cuba.

Los senadores demócratas Amy Klobuchar (Minnesota) y Patrick Leahy (Vermont), y el republicano Mike Enzi (Wyoming), volvieron a introducir la iniciativa de Ley de Libertad de Exportación a Cuba, que ya había sido interpuesta en 2015 y 2017, aunque sin llegar a materializarse.

De ser aprobada, la propuesta “eliminaría las barreras legales para que los estadounidenses hagan negocios en Cuba y allanaría el camino para nuevas oportunidades económicas para las empresas y los agricultores al impulsar las exportaciones de los Estados Unidos”, asegura una nota de prensa del senador Leahy, uno de los principales defensores del acercamiento bilateral.

La legislación “revoca disposiciones clave de leyes anteriores que impiden que los estadounidenses hagan negocios en Cuba, pero no deroga partes de la ley que abordan los derechos humanos o reclamos de propiedad contra el gobierno cubano”, al igual que en presentaciones previas, explica la nota.

“En lugar de mirar hacia el futuro, la política de Estados Unidos y Cuba se ha definido durante demasiado tiempo por los conflictos del pasado”, dijo Klobuchar al promover la iniciativa.

La legisladora demócrata afirma que “levantar el embargo comercial abrirá las puertas a un gran mercado de exportación, creará empleos aquí en casa y apoyará las economías estadounidense y cubana”  con lo que “finalmente pasará la página de la fallida política de aislamiento y se basará en el progreso que hemos logrado para abrir el compromiso con Cuba al poner fin al embargo de una vez por todas”.

Por su parte, el senador Enzi remarcó que, como “la historia ha demostrado”, “el embargo con Cuba no ha sido muy efectivo” y la legislación “proporcionaría nuevas oportunidades para las empresas estadounidenses, los agricultores y los rancheros”.

“Necesitamos abrir el diálogo y el intercambio de ideas y comercio que ayuden a que Cuba avance. Es hora de trabajar hacia un cambio positivo”, agregó.

Mientras Leahy, crítico de las sanciones de la administración Trump a la Isla, consideró que Cuba es “una pequeña isla vecina que no representa una amenaza” para EE.UU. y dijo que aun cuando “Obama dio un paso valiente y pragmático para abrir relaciones diplomáticas”, “el presidente Trump ha restablecido la fallida política aislacionista del pasado”.

“El levantamiento del embargo pondrá más comida en los platos del pueblo cubano, les permitirá acceder a productos de calidad de los Estados Unidos y alentará las reformas en la economía de Cuba, a la vez que beneficiará a las compañías

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba